EN | ES

Guadalajara // Puerto Vallarta // Ciudad de México // San Diego

Rofa Abogados +52 1 33 3647 9502

CATEGORÍAS

356
Publicado: 23 Abr 2019

Estímulo fiscal por el pago de colegiaturas

En el curso de la última década, el ejecutivo federal ha hecho del contribuyente mexicano su cómplice en la lucha por garantizar el acceso universal a la educación. En consecuencia, existe una amplia variedad de socorros gubernamentales que abiertamente fomentan el valor de la enseñanza en sus diferentes niveles.

Así pues, una de sus más preponderantes expresiones la encontramos consignada en la publicación del Diario Oficial de la Federación del 15 de febrero de 2012; a través de la misma, el entonces presidente Felipe Calderón formalmente decreta la creación del único estímulo fiscal tendiente a reducir o exentar el pago de las contribuciones directamente vinculadas con los gastos educativos, mismo que aún se encuentra vigente.

En este tenor de ideas, hoy en día todos aquellos que paguen por los estudios en los niveles de prescolar a bachillerato para sí, su cónyuge, la persona con quien vivan en concubinato y ascendientes o descendientes en línea recta; podrán, con algunas restricciones, deducir hasta 24,500 pesos en su declaración anual de impuestos. 

No obstante, es importante precisar que esto no incluye los costos administrativos, como los servicios o bienes complementarios (ej. material didáctico, útiles, libros o uniformes, entre otros), ni la cuota de inscripción. Asimismo, con el fin de evitar la duplicidad de beneficios, el estímulo no es aplicable en la medida en que las personas que reciban los servicios educativos también reciban becas o apoyos de carácter público para pagar dichos servicios;

Ahora bien, dentro del marco anteriormente expuesto, los límites anuales de deducción para cada nivel educativo corresponden, a los montos señalados en la siguiente tabla:

Nivel educativo Límite anual de deducción
Preescolar $14,200.00
Primaria $12,900.00
Secundaria $19,900.00
Profesional técnico $17,100.00
Bachillerato o su equivalente $24,500.00

Como puede inferirse, es evidente que la educación es un pilar fundamental para lograr los objetivos de desarrollo, modernización y progreso de nuestro país, de ahí que de conformidad a los objetivos formulados en el Plan Nacional de Desarrollo y los programas sectoriales correspondientes, se desprenda el apoyo cuasi incondicional por todo esfuerzo en esta importante materia. De tal suerte que resulta fundamental el apoyo del gobierno federal a las familias mexicanas que destinan una parte importante de su ingreso en la educación de sus hijos. 

Auxilios como el estímulo fiscal de referencia permiten fortalecer la economía familiar en la medida en que, en la determinación de su impuesto sobre la renta anual, los padres de familia disminuyan el gasto por los servicios de enseñanza antes mencionados, pues ello genera una mayor disponibilidad de recursos en el hogar que tiene como efecto que las familias los destinen a otros rubros de gasto también indispensables para procurar su mejoramiento y bienestar.


Autor: Francisco García Bedoy Uribe



Artículos de interés que no te puedes perder

¡Contáctanos!